Vitaminas Para El Cabello

Hay varias vitaminas que adquirimos de los alimentos, muy necesarias para fortalecer nuestro cabello, nuestra piel y nuestras uñas. Estudios han demostrado que las vitaminas que enumeramos a continuación son fundamentales para evitar la caída del cabello y mantenerlo sano y fuerte.

Estas vitaminas para el cabello, se pueden adquirir en dos formas: La primera, como lo anotamos anteriormente, mediante el consumo de alimentos que las contengan. La segunda, mediante la ingesta de suplementos producidos por casa de reconocida calidad, y que normalmente son de venta libre. A pesar de esto, siempre te recomendamos consultar con tu médico antes de ingerirlas, aun cuando los efectos adversos de éstas son prácticamente nulos

Biotina

La biotina, también conocida como vitamina B8, B7 o Vitamina H, es la reina de las vitaminas para el cabello. La Biotina es fundamental para metabolizar las grasas, los hidratos de carbono y los aminoácidos.

La Biotina también transforma la glucosa en energía y mantiene sanas las células de la piel, el cabello y las uñas..

La biotina se emplea en tratamientos de la dermatitis seborreica y en especial en shampoos para el cabello.

Se encuentra principalmente en la yema de huevo, el hígado y vísceras, la  levadura de cerveza, los champiñones y los cereales integrales.

Si tu cabello se cae, está maltratado y con falta de brillo, nuestra recomendación es tomar suplementos de biotina de 10.000 mcg

Vitamina C

Otra de las fundamentales vitaminas para el cabello es la vitamina C, pues ayuda a combatir la caída del pelo gracias a que estimula la producción de colágeno, el cual es esencial para que tu pelo se mantenga sano y fuerte Además, permite reparar los cabellos dañados, evitando así que éste se rompa fácilmente.

 

La vitamina C  evita que el cabello se decolore, ya que favorece la producción de melanina y permite que el pelo conserve un tono unificado y bello por más tiempo. Los folículos pilosos son los responsables de que el cabello crezca de manera saludable y con el paso del tiempo, estos van produciendo cada vez una menor cantidad de melanina.

Adicionalmente, la vitamina C promueve la segregación de los aceites naturales que permiten mantener el cabello abundante y brillante

Vitamina E

La Vitamina E juega un papel importante en la destrucción de radicales libres, lo cual es clave para prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas y el envejecimiento. Es una vitamina fundamental para fortalecer el sistema inmune.

En cuanto al cabello, tal vez su principal virtud es actuar como excelente reparador de las puntas del pelo como la llamada “horquilla”.

Al estimular la producción de sebo en los folículos, el cabello estará más sano, hidratado y brillante.

La vitamina E se encuentra naturalmente en las almendras, avellanas, semillas de girasol, semillas de calabaza, semillas se ajonjolí, la acelga y la espinaca, entre otras.

También hay excelentes suplementos de vitamina E en cápsulas, las cuales se pueden consumir directamente o abrir la cápsula y aplicar su contenido directamente en el cuero cabelludo

Vitamina D3

La cuarta recomendada de las vitaminas para el cabello es la Vitamina D3,  y las funciones que lleva a cabo dentro del organismo son muchas y muy variadas. En este sentido, la más destacable de todas guarda relación con la asimilación del calcio en los huesos y el mantenimiento de las cantidades de este mineral y del fósforo en valores estables y adecuados en la sangre. La Vitamina D es la llamada vitamina del sol y  hay una fuerte relación entre la exposición al sol y el crecimiento del cabello. Para poder utilizar la vitamina D, tanto en el cabello como en la piel,  el organismo posee unos receptores de Vitamina D. El receptor al cual se adhiere la vitamina D activa el crecimiento del pelo, ayudando al reemplazo del cabello deteriorado y fomentando el crecimiento de nuevo cabello.

La Vitamina D se encuentra naturalmente en pescados, huevos, hígado de res, aceites de hígado, productos lácteos y cereales enriquecidos. Pero la forma más fácil de adquirirla es del sol, exponiéndonos durante quince minutos al día. Sin embargo, el uso de protectores solares evita la absorción de la vitamina, por lo cual además de los alimentos es necesario tomar suplementos de Vitamina D, especialmente en su forma de colecalciferol o Vitamina D3

Vitamina A

Es un vitamina muy poco valorada en cuanto a lo que puede aportarle al cabello. Sin embargo aporta varias cosas como vamos a ver ahora.

La vitamina A contiene antioxidantes. Los antioxidantes hidratan el cuero cabelludo y de esta forma evitamos que el cabello se seque. Como bien sabes cuando el pelo está seco se quiebra fácilmente

La falta de Vitamina A puede aumentar la sequedad del cabello, pues la vitamina A estimula la producción de sebo, que es lo que mantiene el pelo naturalmente hidratado y sedoso. Si no se consume suficiente vitamina A, además, puedes sufrir caída del cabello.

Las principales fuentes alimenticias de vitamina A son la zanahoria, el mango, la espinaca, la sandía o melón, los dátiles secos, la yema de huevo y la leche.

Estás vitaminas para el cabello, que hemos enumerado, son las más importantes. Pero además de actuar sobre tu pelo, los beneficios para tu organismo son muchos y muy variados.

[Total:0    Promedio:0/5]
Quiero Recibir GRATIS el eBook
Enfermedades de las Articulaciones

0Shares