Anorexia Nerviosa: Síntomas de Alarma

Anorexia no voy a comerLa anorexia nerviosa es  una grave anormalidad de la apreciación del propio cuerpo, con un miedo terrible a la gordura.

Las principales particularidades de la anorexia nerviosa son la negación a conservar un peso corporal mínimo, un terror inmenso a subir de peso y una distorsión característica de la percepción del cuerpo. Las mujeres afectadas por este trastorno sufren de carencia de menstruación  aunque hayan tenido la primera regla.

Normalmente la baja de kilos se determina por una falta total de alimentos. En principio la anoréxica elimina de su dieta todos los alimentos que aportan calorías y van disminuyendo ingesta de alimentos hasta terminar por no consumir casi ningún alimento. Muchas veces para perder peso usan purgantes,  realizan ejercicio físico en demasía o se causan vómitos inducidos.

La anorexia se presenta en las mujeres en una proporción de aproximadamente el 90 a 95% con relación a los hombres, y en las mujeres, la edad promedio de inicio es de 13.5 años en un rango de 10 a 25 años. Por tanto, en este artículo hablaremos de pacientes anoréxicas para referirnos a todas a aquellas personas que sufren esta condición.

Clases de anorexia nerviosa

Se presentan dos tipos de anorexia nerviosa:

  • el restrictivo,
  • el compulsivo purgante.

El primero detalla hoja clínica en los que la reducción de peso se logra con dieta o ejercicio físico muy fuerte, en tanto que el compulsivo purgativo  es usado para identificar a las mujeres que recurren con frecuencia regular a atracones o purgas, aun después de consumir cantidades muy pequeñas de alimentos.

Origen de la anorexia

Aunque no hay origen cierto conocido, si hay varios  factores generadores de la anorexia, que son una unión de elementos de predisposición genética y biológica, y  de factores sicológicos y sociales, como llevarse mal con la familia y por problemas con el entorno social. Esa mala nutrición que afecta el peso corporal también contribuye a cambios emocionales especialmente en las adolescentes La vulnerabilidad biológica en esta etapa y los problemas familiares y sociales pueden combinarse con un clima social determinado para originar la conducta alimentaria típica de las anoréxicas. Los parámetros que ha impuesto la moda (afortunadamente ya se está cambiando) haciendo ver con el  mercadeo que la extrema delgadez es el prototipo de una mujer bonita y sana han contribuido a penetrar las mentes de niñas y adolescentes.

Síntomas

 La Sociedad Americana de Siquiatría considera varios criterios para diagnosticar la anorexia y los padres deben estar atentos a cosas tan simples como escuchar a sus hijas de 12 o 13 años decir que desean bajar de peso, cuando ellos mismos las ven completamente normales para su edad. Estos criterios son:

  • Rehusarse  a conservar un peso  corporal un poco superior a aquel  para la edad y estatura
  • Temor al aumento de peso o a ser “gorda”  aún  con peso por debajo de los límites normales
  • Mala apreciación de su figura o de la forma de su cuerpo
  • La ausencia de al menos tres reglas consecutivas.

Para realizar un diagnóstico adecuado es obligatorio realizar una consulta con un siquiatra en la cual la paciente debe ir acompañada ojalá por sus padres. Generalmente, las pacientes tenderán a negar su comportamiento y por eso los padres estarán atentos a la defensa que la paciente hace.

Tú como madre, debes estar atenta a las siguientes manifestaciones: amenorrea, estreñimiento, obsesión por las componentes calóricos de las comidas, dolor de estómago, preocupación por el frío, vómitos, preocupación por la preparación de las comidas -propias y de los demás-, eliminación paulatina de ciertos alimentos, obsesión por la pesa, demasiada permanencia ante el espejo revisando su figura, discrepancia entre la imagen y la idea, profusión de mentiras, hiperactividad y atención obsesiva por el estudio, sin regocijo por ello

adolescente balanza

Valoración de la paciente anoréxica

Aunque la consulta médica de la adolescente puede tener varias causas como la amenorrea, el dolor estomacal, etc, sin importar la especialidad del médico, su evaluación debe incluir una historia exhaustiva (anamnesis) y un examen físico completo.

Las preguntas sobre la conducta relacionada con dietas y control de peso deben incluir:

  • ¿cómo actúas para el control de tu peso?
  • ¿cuántos kilos desearías tener?
  • ¿cada cuánto tiempo subes a tu balanza para revisar tu peso?
  • ¿empleas alguna ayuda para adelgazar como diuréticos, purgantes, píldoras, etc., ? Has vomitado después de alguna comida?
  • En general como percibes tu cuerpo?

El especialista es el profesional indicado para no confundir la anorexia con otras causas de baja de peso y otros síntomas comunes a otras enfermedades, como desórdenes de la tiroides, síndrome de mala-absorción, diabetes tipo II, tumores cerebrales, obstrucciones gastroesofágicas y enfermedad de Addison.

 

Tratamiento

Una vez diagnosticada la anorexia, viene lo realmente difícil con el  tratamiento, dadas las implicaciones individuales, familiares y sociales de al enfermedad. Los aspectos  sociológicos de la anorexia nerviosa son notables y afectan la personalidad de las jóvenes. El bulling también entra en juego.

Para las pacientes  anoréxicas se recomienda psicoterapia, terapia del comportamiento, terapia con medicamentos, buena alimentación, ayuda familiar, etc.

La meta más importante  es la reparación de la mala nutrición y la solución de las disfunciones síquicas de la paciente  y su familia. El no resolver estos problemas  en mediano plazo puede llevar al fracaso total de la terapia. Muchos médicos aconsejan el aislamiento familiar

[Total:0    Promedio:0/5]
Quiero Recibir GRATIS el eBook
Enfermedades de las Articulaciones

0Shares