Jengibre Para La Tos

La tos es un mecanismo de defensa del organismo  que permite mantener la función pulmonar evitando la aspiración de cuerpos extraños y mediante expiraciones fuertes liberando las vías aéreas. Actuando como efecto protector de las vías aéreas y de los pulmones es benéfica, pero en otras circunstancias puede llegar a ser excesiva y  potencialmente dañina

Muchos casos de tos, como los de resfriado y la gripe, se van con el tiempo. Si es consecuencia de una condición médica más seria, es necesario tratar la causa. No obstante, cualquiera que sea la razón o intensidad de la tos, hay maneras de sentirse mejor.

Si la tos dura más de ocho semanas, existen varios problemas que podrían estar causándola. La tos crónica puede ser causada por el reflujo ácido o enfermedad por reflujo gastroesofágico. Esto puede ser un efecto secundario de los inhibidos de la ECA, un tipo de medicamento para la presión arterial. También pueden ser un signo de tos ferina e incluso insuficiencia cardiaca. Todos estos síntomas necesitan atención médica.

Propiedades del jengibre para  la tos y formas de prepararlo

El consumo diario de jengibre colabora en el fortalecimiento de nuestro sistema inmune, promueve la salud cardiovascular, y ayuda a reducir el cansancio. El jengibre también es un excelente antiinflamatorias y analgésico.

Anteriormente se utilizaba para combatir todo tipo de enfermedades, entre ellas para mejorar la congestión de las vías respiratorias.

El jengibre aporta una amplia cantidad de diferentes nutrientes esenciales indispensables para nuestra salud y para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Entre estos nutrientes podemos mencionar:

•     Hidratos de carbono: entre un 40 y un 50 %.

•     Grasas: entre un 6 y un 8 %, destacando principalmente la presencia de ácidos grasos esenciales (oleico y linoleico).

•     Aminoácidos: arginina, leucina, asparagina, histidina, lisina, metionina, treonina, tirosina, triptófano, valina, glutamínico y ácido aspártico.

•     Vitamina C y niacina.

•     Zinc, fósforo, silicio, boro, cromo, manganeso y cobalto.

•     Flavonoides y ácido oxálico

 

  1. Jengibre para la tos con miel y limón. 

El jengibre, con miel y limón hacen una mezcla perfecta para aliviar la tos.. La miel y el limón son dos antisépticos naturales que cubren las paredes de la garganta y la suavizan.

Ingredientes

  • 3 tazas de agua
  • 1 raíz de jengibre rallada
  • El jugo de 1 limón
  • 1 cucharadita de miel

Preparación

  • Hervir las tres tazas de agua y posteriormente añadirle la raíz de jengibre rallada.
  • Dejar a fuego lento durante tres minutos y agregaremos el jugo de un limón.
  • Dejare reposar entre 5 y 7 minutos.
  • Agregar una cucharada de miel
  • Consumir esta bebida 3 veces al día, y evitar el sereno de la noche.
  • No consumir bebidas frías

2. Jengibre para la tos con  eucalipto, miel y limón.

Las hojas del eucalipto tienen propiedades antisépticas, astringentes y balsámicas, particularmente efectivas en casos de fiebres intermitentes y trastornos respiratorios como asma, bronquitis, anginas y resfriados.

Ingredientes

  • 3 tazas de agua
  • 1 raíz mediana de jengibre rallada
  • El jugo de 1 limón
  • Hojas de Eucalipto tiernas

Preparación

  • Calentaremos el agua junto con el jengibre y las hojas de eucalipto.
  • Cuando esté hirviendo, bajamos el fuego, agregamos el zumo de 1 limón y dejamos 2 minutos más.
  • Finalmente apagamos, y dejamos reposar de 5 a 7 minutos, vertemos a una taza y agregamos la miel.
  • Revolvemos bien y tomar la infusión todavía caliente. Tenren cuenta las recomendaciones anteriores.

3. Jengibre para la tos, con  sauco y canela.

El Sauco tiene propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas las cuales nos permitirán reducir la tos de manera inmediata.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua
  • 1 raíz de jengibre mediana rallada
  • Un puñado de hojas de sauco
  • 1 cucharadita de canela en polvo

Preparación

  • Calentar el agua y añadir el sauco, el jengibre y la canela.
  • Esperamos hasta que hierva, apagamos y dejamos reposar de 5 a 7 minutos.
  • Finalmente vertemos en un vaso, dejamos reposar un poco y lo tomamos
  • No debemos olvidar tomar esta infusión mientras estemos presentando síntomas de la tos.
[Total:0    Promedio:0/5]
Quiero Recibir GRATIS el eBook
Enfermedades de las Articulaciones

3Shares