Es Bueno el Colágeno Hidrolizado?

El colágeno es una proteína que suministra forma, resistencia, flexibilidad y grosor a los tejidos. Su función es  facilitar las funciones  del sistema osteoarticular, proporcionando protección y cohesión del tejido conectivo.  Conserva también la tonicidad de la piel, previniendo arrugas, estrías y celulitis.  Además, favorece el sistema inmunitario, actuando de barrera frente a infecciones y microorganismos patógenos.


 

Es la proteína más abundante de nuestro organismo, representando el 30%. Es una proteína muy resistente y es  incluso reconocida como indigerible, y ahí es donde está el problema, porque es difícil de ser absorbida después de consumida.

Para que el colágeno nativo pase a ser un nutriente proteico asimilable es necesario someterlo a un proceso denominado hidrolización,  proceso complicado que no comentaremos acá.

Rodilla colageno

El colágeno hidrolizado, CH,  permite que su absorción a nivel intestinal supere el 80% a las 6 horas de la ingesta, según señalan los estudios de biodisponibilidad. El grado de asimilación o biodisponibilidad de un CH depende básicamente de su grado de hidrólisis.

El CH se obtiene a partir de tejidos biológicos animales, como piel, huesos, espinas, escamas, de origen porcino, vacuno, de pollo, de pescado, etc.
A pesar de todas estas ventajas, también posee algunas contraindicaciones que pueden surgir durante el tratamiento, y que pensamos que vale la pena mostrar, por ello, vamos a explicar en unos breves puntos las principales desventajas y contraindicaciones del colágeno hidrolizado: 

 

  • En ocasiones, si se trata sobre todo de adultos mayores, que siguen diversos tratamientos con medicamentos, el colágeno puede que no esté recomendado. En estos casos lo mejor es acudir a nuestro médico quien dirá si existe algún medicamento incompatible con el colágeno hidrolizado.
  • Como la mayoría de fabricantes de colágeno hidrolizado de colágeno utilizan derivados de vaca o de pollo, algunos pacientes pueden presentar  dificultades digestivas y alérgicas cuando el organismo asimile el colágeno..
  • No es recomendable tomar colágeno hidrolizado por más de 3 meses, y tras ese periodo de tiempo, y antes de reanudarlo de nuevo, suspenderlo entre 6 y 8 semanas.
  • El tratamiento con colágeno hidrolizado no está recomendado para diabéticos.

 

Los beneficios del colágeno hidrolizado suelen ser muchos más que los pocos efectos secundarios, y estamos hablando de un excelente producto con una fácil aplicación, y bastante económico.

Muchas veces, es posible lograr una alternativa con otros tratamientos, o simplemente cambiar algo de nuestra dieta para no ser incompatible con nuestra condición médica

[Total:1    Promedio:3/5]
Quiero Recibir GRATIS el eBook
Enfermedades de las Articulaciones

0Shares