MIcronutrientes esenciales

Los expertos en inmunonutrición aseguran que son cuatro los nutrientes necesarios para fortalecer el sistema inmunológico ante el riesgo  de infección del COVID19. Estos No son una cura, pero sí ayudan al organismo a defenderse de los ataques del virus.

Como no existe vacuna la única arma que se tiene contra el virus es tener un sistema inmune fuerte y algunos remedios.

El comité científico de la Sociedad Internacional de Inmunonutrición (ISIN en inglés) dió a conocer una estrategia para hacer frente a este virus. A partir de estudios en animales y humanos, se pudo concluir que los nutrientes antioxidantes tienen efectos positivos sobre el funcionamiento del sistema inmunitario. La alimentación debe ser variada y con abundancia en alimentos que tengan buena cantidad de antioxidantes.

Investigadores de todo el mundo coinciden en estos cuatro elementos fundamentales para fortalecer la inmunidad

Zinc

Este mineral contiene propiedades antivíricas. Se recomienda ingerir entre 30 a 220 mg al día. Este contiene un aporte suficiente que puede reducir el riesgo de neumonía y las complicaciones que conlleva.

Los alimentos que  contienen más zinc son las semillas de calabaza y sésamo. Las lentejas, garbanzos y las castañas de cajú.

Vitamina E

Esta vitamina, al igual que la viamina D, mejora la actividad de las células inmunitarias del tipo T la cual esta disminuida especialmente en adultos mayores. Las células T, llamadas “células asesinas naturales” eliminan virus y la producción de interleucina-2 y anticuerpos.

Se recomienda una suplementación diaria de 134-800 mg al día. Se encuentra en semillas y frutos secos enteros o en sus aceites virgen extra. También está presente en el aceite de girasol, nueces y mantequilla de maní.

Vitamina C

Esta vitamina antioxidante estimula la producción de citoquinas e interferones, las cuales son las proteínas que ayudan al sistema inmunitario para combatir contra los virus. Es la más accesible a través de alimentos. Además mejora la capacidad de un tipo de glóbulos blancos para eliminar virus patógenos.

Una dosis recomendable diaria es de 200 mg al día, sin embargo una naranja de tamaño mediano proporciona aproximadamente 65 mg de vitamina C.

Otros alimentos ricos en vitamina C son la guayaba, kiwis, los pimentones rojos, las frambuesas y el perejil

Vitamina D

Este nutriente es un regulador del sistema inmunitario y un protector frente a las infecciones que afectan al sistema respiratorio. Un estudio realizado en Estados Unidos, relevó que existe una relación entre la concentración de vitamina D en la sangre y el riesgo de contagiarse de un virus respiratorio como el coronavirus. La Universidad de Turín acaba de publicar un estudio que concluye que la mayoría de infectados con COVID19 en Italia tenían deficiencia de Vitamina D en su organismo

La fuente principal de esta vitamina es el sol, por esta se sintetiza en la piel cuando se encuentra expuesta a la luz. Lamentablemente el poco sol en varias regiones y el uso de bloqueadores solares impiden su absorción. Endocrinólogos ahora recomiendan suplementos de vitamina D3 (Colecalciferol)  en dosis diarias de 5.000 IU. Los alimentos que contienen Vitamina D son los pescados como la sardina, el atún, salmón. Los lácteos, la yema de huevo y los champiñones, contienen Vitamina D en menor cantidad

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Quiero Recibir GRATIS el eBook
Enfermedades de las Articulaciones

0Shares