Para Qué Sirve La Cúrcuma?

Para qué sirve la cúrcuma?

Por la gran cantidad de beneficios de la cúrcuma, la pregunta debería ser Para qué NO sirve la cúrcuma? Son tantas sus propiedades que nos ayuda a prevenir desde enfermedades cardiovasculares  hasta tratar problemas neurológicos.

La cúrcuma se utiliza para tratar infinidad de dolencias, pero cabe mencionar las siguientes:

Problemas Digestivos

La cúrcuma estimula las secreciones y ayuda a la digestión. Se recomienda a personas con dispepsia, falta de apetito, gastritis o digestión lenta. Esto se debe a sus principios activos, que ayudan a producir más jugos gástricos y pancreáticos y sirven, a su vez, para equilibrar el pH en estos órganos.

Ayuda a eliminar los gases que se alojan en el intestino. Se aconseja para evitar cólicos intestinales y flatulencia; también para la atonía estomacal.

Problemas hepáticos

La cúrcuma es un excelente tónico biliar que protege las funciones del hígado. Esta propiedad se debe a  la curcumina, compuesto que le otorga su característico color amarillo anaranjado.

Ayuda a eliminar los cálculos en la vesícula biliar, es antiinflamatoria, favorece el drenaje hepático y es eficaz para poder digerir mejor las comidas abundantes. Se recomienda en pacientes con cirrosis, ictericia, trastornos hepáticos y de vesícula.

Es anticancérigena

Las investigaciones demuestran que la cúrcuma contiene diez compuestos anticancerígenos, por lo que sirve para prevenir cáncer de mama, de duodeno, de piel y de colon. Asimismo, ayuda en los tratamientos y a sobrellevar los efectos secundarios que tiene la quimioterapia

Propiedades antiinflamatorias

La cúrcuma es un aliado para los pacientes que sufren reumatismo, artritis reumatoidea y de síndrome del túnel carpiano, algo muy frecuente en la actualidad por el uso excesivo del teclado del computador

Para tratar la depresión

Desde hace miles de años, esta especia ha sido utilizada por la medicina tradicional china para curar y tratar la depresión y otros trastornos psicológicos o afectivos. La cúrcuma tiene muchos componentes estimulantes del sistema nervioso y, además, ofrece efectos positivos para el sistema inmunitario y los estados de ánimo. Sirve también para atenuar las consecuencias del estrés.

Para proteger el corazón

Estudios varios han demostrado que consumir cúrcuma ayuda a la salud cardiovascular. Igualmente, sirve para bajar el colesterol LDL y los triglicéridos en sangre de manera natural.

Para el sistema inmune

Esta especia tiene la capacidad de aumentar la capacidad inmunomoduladora del cuerpo, gracias a varios de sus nutrientes como el zinc, el cobre y los polisacáridos. En casos de stress sube las defensas del organismo

Para problemas respiratorios

La cúrcuma se utiliza en la India para tratar la bronquitis. Es adecuada para el tratamiento de la EPOC, por sus cualidades antioxidantes.

Para combatir los radicales libres

La cúrcuma nos ayuda a combatir los efectos nocivos que causan los llamados “radicales libres”. Así, permiten extraer del cuerpo todo lo negativo y lo que nos enferma.

Para la piel

Usada en polvo, la cúrcuma es muy buena para afecciones como hongos o pie de atleta; también para la psoriasis. Tiene propiedades antienvejecimiento y aplicada en mascarilla rejuvenece la piel y la mantiene tersa e hidratada

[Total:0    Promedio:0/5]
Quiero Recibir GRATIS el eBook
Enfermedades de las Articulaciones

0Shares