Belleza y Toronjas o Pomelos

Todos sabemos que el consumo de frutas y vegetales contribuye a bajar el riesgo cardiovascular. Las  frutas cítricas y  mayormente la toronja contiene  flavonoides, folato y  vitamina C, por lo que se ha  considerado en una dieta saludable para reducir las enfermedades del corazón.

Los peligos de la toronja

La vitamina C y el beta-caroteno presentes en cantidades elevadas en el jugo de la toronja actúan como poderosos antioxidantes.

La toronja es recomendada para nivelar los azucares en la sangre y para ciertas enfermedades oculares. Ayuda en las dietas de adelgazamiento, al ser consumida en ayunas. Además es un laxante, apoya el sistema nervioso, limpia la piel y fortalece los tejidos pulmonares.

Toronja para la belleza:

Las propiedades antioxidantes de la toronja son excelentes para la piel. Es un astringente muy útil para pieles grasas, cierra los poros y combate y elimina el acné.

La mejor propiedad que tiene la toronja es ayudar a que la persona tenga una piel sana y radiante.

Como desintoxicante:

La fruta tiene propiedades que apoyan los sistemas digestivo  y urinario. Interviene en el metabolismo de las grasas y desintoxica el hígado.

Todo esto está muy bien, pero para aquellas personas que NO están tomando ningún medicamento. Yo diría ningún medicamento, ya que varios estudios, especialmente de Estados Unidos y Canada han determinado que ya son 85 los medicamentos que tienen interacciones muy negativas al consumirlos conjuntamente con la Toronja.

Incluso pocas cantidades de jugo de toronja, al interactuar con algunos medicamentos, pueden causar una muerte súbita, insuficiencia renal aguda, problemas respiratorios, hemorragia gastrointestinal y otros efectos secundarios graves. Entre los medicamentos más usados y conocidos están las famosas “estatinas” que bajan  el colesterol LDL, algunos antihipertensivos, los del tratamiento del cáncer y antibióticos, como la eritromicina.

La causa de esto es que las toronjas contienen furanocumarinas. Al parecer, estas sustancias químicas inhiben una enzima que normalmente desactiva alrededor de la mitad de los efectos de la medicación.

El efecto tóxico puede crecer cuando se toma el medicamento de forma repetida. Por ejemplo, si la Simvastatina, uno de los medicamentos más usados para reducir los niveles de colesterol, se combina con un vaso de jugo de toronja una vez al día durante tres días, la presencia del medicamento en sangre aumentará un 330 por ciento.

En resumidas cuentas, si usted está tomando algún medicamento y desea aprovechar las propiedades de la Toronja, primero consulte con su médico

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Quiero Recibir GRATIS el eBook
Enfermedades de las Articulaciones

0Shares